Ortega y Gasset, conferencia en la ciudad de La Plata en 1939 Para animarnos a la recuperación de nuestros ideales, de nuestro carácter y de nuestro destino de grandeza: “¡Argentinos, a las cosas, a las cosas! Déjense de cuestiones previas personales, de suspicacias, de narcisismos. No presumen ustedes el brinco magnífico que daría este país el día que sus hombres se resuelvan de una vez, bravamente, a abrirse el pecho a las cosas, a ocuparse y preocuparse de ellas directamente y sin más, en vez de vivir a la defensiva, de tener trabadas y paralizadas sus potencias espirituales, que son egregias, su curiosidad, su perspicacia, su claridad mental secuestradas por los complejos de lo personal”

Evolución

Evolución
El conocimiento es bueno sólo si se comparte. Nada es imposible para una mente dispuesta. Espero que este blog ayude a aquellos que están buscando conocimientos, al igual que yo.
Libro de quejas:
A) Las imágenes y/o enlaces contenidos en este tallerblog tienen solamente una intencionalidad didáctica y una funcionalidad educativa.
B) No mantiene ningún tipo de relación con las personas o instituciones mencionadas en las notas.
Lo mismo sucede con todos los posibles enlaces invisibles adheridas por parte de terceros a las notas publicadas. Los cuales ya no son voluntad del administrador del taller blog. Ergo, el administrador no responde ni se responsabiliza sobre las actividades de los mismos.
C) El administrador y moderador de este Tallerblog hace todo lo posible por remover cualquier material cuestionable, pero todos los comentarios publicados en las entradas, o traídos de la página homónima de facebook, expresan las opiniones de sus autores y no la del administrador, moderador o blogspot por lo cual no se les considerará responsables excepto por los mensajes publicados por ellos mismos.

lunes, 7 de agosto de 2017

El cambio estético de los conceptos en el gobierno de Macri. (Ampliado)


Una de las razones que señalamos en este ensayo para los cacerolazos era la imposibilidad que tenía el ciudadano común de “ahorrar” en moneda extranjera y específicamente en dólares debido a lo que los medios de comunicación, otrora, opositores denominaron “cepo cambiario”. Ahora los bancos pusieron un “tope informal” al dólar basados en que los clientes no pueden justificar la cantidad de ingresos para adquirir divisas.*
También habíamos nombrado como el cambiar palabras no hace a que el cambio sea estructural, sino estético: “ajuste” por sinceramiento; “estafa” a los jubilados por reparación histórica; “crecimiento y bienestar” por pesada herencia y ahora “cepo cambiario” por tope informal… ¿cómo llamarán al corralito financiero”, reorganización monetaria?

También habíamos señalado como resurge con Cecilia Pando la reivindicación de la dictadura y de los años de la represión. Mientras la familia de Santiago Maldonado, junto a diversos organismos de derechos humanos y dirigentes políticos, denuncia la desaparición del joven capturado por la Gendarmería en Esquel, el cuestionado operador del Grupo Clarín, Jorge Lanata, habló del conflicto mapuche que tiene lugar en la provincia de Chubut.
En cuanto al joven desaparecido Lanata solamente dijo: “Gendarmería dijo que no tenía a Santiago Maldonado”; como también para la ministra de Seguridad Patricia Bullrich "la fuerza no reporta ningún detenido"**... y si Ministra, según el evangelio videlista, los desaparecidos no están ni vivos ni muertos.
Para Lanata el problema es que existe “una guerrilla indígena en el sur”, refiriéndose al grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM). Incluso, habló de “un grupo armado mapuche” que atacó la Casa de Chubut en Buenos Aires, aunque en las fotos que exhibió no se observaban armas. “Un grupo armado opera a metros del Obelisco. Esto cambia la realidad de un país, porque si algunos deciden sacar los fierros se pudre todo”, señaló, utilizando las mismas tácticas de demonización que las FFAA (Fuerzas Armadas) y sus socios civiles, esbozaban para justificar el Terrorismo de Estado en los años 70.*** … dos preguntas a saber: ¿la Iglesia será la tercera pata también de la ex trilogía de la última dictadura cívico, militar, eclesial?, ¿Lanata, no hace apología del Terrorismo de Estado y debería ser denunciado y enjuiciado por ello?
En cambio la Sociedad Rural le exige a la Justicia "que resguarde al ciudadano que se ajusta a derecho".El comunicado nada dice sobre la desaparición de un joven pero sí remarcan que es importante que se esté "actuando frente a la problemática, ya que son muchas las familias de productores que sufren la amenaza constante de este grupo criminal, que por años se manejó con total impunidad"… "es hora de que la Justicia aplique la ley en tiempo y forma. A pesar de todas las pruebas que existen en contra de estos grupos criminales, hay jueces que actúan con llamativa demora.
La impunidad para la RAM como para cualquier grupo delictivo tiene que terminar, y para eso, la Argentina requiere de jueces probos y de una justicia ágil, que resguarde al ciudadano que se ajusta a derecho". Vale recordar que esas tierras fueron cedidas por el expresidente José María Uriburu para cancelar deudas por la nefasta Campaña del Desierto.****… y la pregunta es: ¿si los "ciudadanos que se ajustan a derecho", pueden eludir declarar sus ganancias y sacar la plata del país metiéndola en paraísos fiscales?
Si empezamos a atar cabos sueltos todo este pensamiento no es al azar por las circunstancias, tiene un tinte y sesgo ideológico, ya no salido de la orilla de la grieta sino en tierras bien adentro, ya que el ex ministro de educación de la Nación y hoy candidato a senador por Buenos Aires Esteban Bullrich dijo durante un acto en la ciudad rionegrina de Choele Choel, haciendo referencia a la campaña militar ordenada por Julio Argentino Roca en el sur del país desde fines de la década de 1870: “Hace muy poquito cumplimos 200 años de nuestra independencia y planteábamos con el presidente [Mauricio Macri], que no puede haber independencia sin educación, y tratando de pensar en el futuro, esta es la nueva Campaña del Desierto, pero no con la espada sino con la educación”.*****
Ahora como candidato a Senador dice: “el camino que hemos emprendido, todos los días tiene un metro más de asfalto, una sala más y un pibe más que está preso”******[1]. Así expone que encarcelar jóvenes es una "obra", un "acto de gestión", que “los pibes” son una cosa.
Pero, la realidad es la única verdad, cada joven o adolescente preso simboliza el fracaso de una sociedad que ha privilegiado la represión por encima de la contención. Frente al avance de la marginalidad y la pobreza la reacción de muchos funcionarios es construir más cárceles en vez de proporcionar más educación, más fuentes de trabajo, más dignidad.
El lugar de los jóvenes no es la cárcel, el lugar de los adolescentes es la escuela. Debemos alejarlos del delito, de los narcos y de lo que trafican, del hambre, y no hacinarlos en prisiones donde no son recuperados para la sociedad sino todo lo contrario. Esta es la argentinomia en el cual el argentino deberá ser “derecho y humano” sino no será una cosa, la nada misma. Entonces ¿en qué momento las democracias se convierten en dictaduras?.
Eduardo Galeano distinguía entre democracias reales y democracias aparentes. Podríamos hablar, entonces, de dictaduras reales y dictaduras "disfrazadas", encubiertas, validadas por el voto popular. Entiendo que la democracia se "cae" solita (sin necesidad de golpistas) cuando los derechos básicos son conculcados. Es válido que nos preguntemos entonces: ¿cuál es el deber de los ciudadanos cuando pasa esto en un estado aparentemente democrático? Existe una evolución vertiginosa en algunas cosas. Me parece que algunos conceptos pueden ser obsoletos. Hay que estar atentos a nuevas formas de concentración de poder para afianzar la explotación de siempre. Las dictaduras son reconocibles, la sumatoria de los poderes públicos puede ser una definición. Ahora, si esto se logra por el consenso popular, ¿es negativo? En otra época se hablaba de la dictadura del proletariado como antesala del fin de la lucha de clases. Creo que nos debe preocupar más la legitimación de la exploración por las propias victimas manejadas desde sus pasiones por los victimarios que velan por sus intereses. Ambos son ciudadanos con los mismos derechos y obligaciones pero si se avasallan las instituciones, que son las herramientas de la democracia, limitando o quitando la libertad y los derechos humanos más esenciales, es cuando se pasa de democracia a dictadura.



Dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", Firme y Digno, Bocha... el sociólogo.

lunes, 17 de julio de 2017

Argentina con soberanía a lo Puerto Rico... sin soberanía.


Otro golpe a la soberanía que tanto nos cuesta mantener. El presidente Mauricio Macri aprobó la venta de ARSAT de manera ilegal a una empresa de Estados Unidos. Los próximos satélites producidos en Argentina serán manejados por una firma internacional que también se quedará con el espacio orbital que le correspondía al país.* De todos modos, la venta sería ilegal, ya que viola la ley 27.208 de Desarrollo de la Industria Satelital aprobada en 2015, que en su artículo 8 dicta que no se pueden ceder los derechos de este nuevo satélite y que, de hacerse cambios en el esquema que se propuso durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, deben ser aprobados por el Congreso, según el artículo 10.**[1]
Estamos hablando de la primera privatización de muchas que vendrán… ¿cuánto les costará al Estado argentino recuperarlas en un futuro cambio de gobierno?. En la antinomia argentina siempre hay un futuro muy costoso.

Ahora, muchos hablan como si este gobierno tuviera que pensar lo que hace, cuando hace lo que piensa. Salvo que en algunos casos vuelven a foja cero por un error de cálculos.

El azar, el destino o Dios, según las preferencias de creencias, nos hace nacer aquí o allí, pero sin importar dónde, uno se querencia con su terruño y el sentimiento de ser los "anfitriones" y dueños de nuestro destino es un sentimiento generalizado.
Eso es, lo que está en juego, hacernos perder ese poderoso sentimiento y convertirnos en "huéspedes", invitados, en nuestra propia tierra.
Todas nuestras vidas pasan a ser de pago, financiarización, pagaremos a los extranjeros para vivir en nuestro propio país y con las reglas que nos impongan, que pasan por el saqueo y el expolio sin contemplaciones.
Es el fin del Estado-Nación, es el fin de la Democracia, es el fin de todos los Derechos, civiles, políticos, sociales, laborales.
Queríamos no ser como Venezuela pero terminamos siendo como Puerto Rico pugnando por ser una estrella más en la bandera de EEUU.

Esto desnuda dos cosas en la antinomia: que el gobierno estadounidense, en la “cima” del neoliberalismo, compra lavarropas espaciales o que lo del lavarropa fue una gran mentira, o genialidad, de los que ahora son gobierno sumergiéndonos más en una profunda “sima” en nuestro ADN y que muchos repitieron como loros para desprestigiar el logro nacional alcanzado a favor de nuestra propia soberanía… ¿ustedes qué creen?[2] Es más fácil convencer a los ingenuos con cosas que se ven, un lavarropas por ejemplo, que con aquellas que no se ven, como las órbitas satelitales que valen millones.

Obviamente que esto está pensado desde siempre, desde el concepto de “achicamiento del Estado”, como causalidad y jamás como casualidad. A través del decreto de necesidad y urgencia (DNU) N° 513, el presidente Mauricio Macri eliminó finalmente el Ministerio de Comunicaciones, que será absorbido por el Ministerio de Modernización, a cargo de Andrés Ibarra. Según el texto del decreto busca "lograr la utilización racional de los recursos públicos, particularmente los relacionados a la inversión pública nacional, para potenciar la planificación y el control de gestión de la misma" [3]. El ex ministro Aguad, apodado el milico, pasó a ser Ministro de Defensa… ¿llevará el achique del Estado también ahí? Es lo más probable, lo que es seguro es que con esta privatización se cierra la pinza que aprieta a las comunicaciones de cielo, aire y tierra a favor de un solo monopolio... ¿a George esto le dará vergüenza?


Dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", Firme y Digno, Bocha... el sociólogo.

Entre la derecha del Padre y la izquierda del Hijo (I Parte)

ENSAYO:  Teología Siniestra: salario, favor o deuda.
(Pensamiento religioso y marxismo)
Por Prof. Oscar Sala Martina

“Uno es el sol, uno el mundo,
sola y única es la luna;
ansí, han de saber que Dios
no crió cantidá ninguna.

El ser de todos los seres
sólo formó la unidá;
lo demás lo ha criado el hombre
después que aprendió a contar”

(José Hernández)

Introducción
Si bien el título sugiere que el texto tratará de cuestiones de “Teología”, no es la intensión de que sea exclusivamente desde ahí. Por eso para darle sentido se le acompaño con “Siniestra”, no en el sentido de perversa, infernal o abominable, sino en el sentido de “izquierda”, la cara opuesta a “diestra”. El propósito de este trabajo es poder revelar qué hay implícitamente de religioso en el marxismo y viceversa.

Se focalizará en la temática del plusvalor, qué repercusión tiene en la relación entre el patrón y el proletario, por que como veremos puede ser de salario, favor o deuda. La perspectiva de estudio adoptada es trabajar algunos textos de Marx en tensión con textos del magisterio de la Iglesia y con versículos bíblicos.

Algunas informaciones biográficas
Se debe tener en cuenta que Karl Marx nace en el seno de una familia judía, tanto su padre como su madre provenían de linajes rabínicos; el abuelo y un tío habían sido rabinos en Tréveris. Por conveniencia económi- ca y una laxa convicción religiosa del padre, éste que era abogado, se convierte al luteranismo ya que de esta forma él podría ocupar cargos públicos que están vedados a los judíos en el estado prusiano y más precisamente en la Renania anexada a aquel.

Consiguientemente el niño Karl, con tan solo seis años, vivió la experiencia de que la religión (o cualquier religión) era un lucrativo archivo social, fruto de los acontecimientos socio-económicos, que oprime, persigue y destruye, por eso “siempre que Marx haya de situar a la religión, la tiene ya catalogada entre sus enemigos”(1).

De todas formas se podría leer entre líneas, la existencia de un fenómeno religioso en el autor, posibilitando una aproximación más conciliador que opositor y así lo han visto pensadores como Maritain(2) y Berdiaeff(3) en la página 162 de su libro L´Esprit de Dostoïewski:

“...Vendría a ser como la forma secular del antiguo milenarismo hebreo o de la esperanza israelítica en un milagroso reino terrestre realizado en una felicidad terrestre. No es pura casualidad que Karl Marx sea judío...”
 
Además de liberarse de fuerzas materiales, económicas o sociales hay también una liberación “espiritual” que el hombre busca y es cuando él acabe con las “alienaciones” y viva reconciliado con sus semejantes, “formando así un solo hombre perfecto”, acabado y total; ¿no es la misma idea secularizada del “cuerpo místico”, descriptos por Pablo de Tarso o en el significado de la palabra griega “ecclesia” que equivale a “asamblea”?

A priori, resultaría conveniente comenzar a tratar el tema: el trabajo. Para descubrir cuál es la plataforma de la cual parten ambos pensamientos y lo que se desarrollará a posteriori es la Plusvalía.

El trabajo
El trabajo, en si, implica una relación de los hombres con la naturaleza, esta afirmación se puede corroborar en el libro del Génesis capítulo 3 versículo 17 que dice: “... con fatiga sacarás de ella [la tierra] tu alimento por todos los días de tu vida”, esta acción de relacionarse, el hombre con la tierra, implica esfuerzo físico que nos harán sudar o como dijera Martín Fierro:

“El trabajar es la ley,
porque es preciso alquirir;
no se espongan a sufrir
una triste situación:
sangra mucho el corazón
del que tiene que pedir.

Debe trabajar el hombre
para ganarse su pan;
pues la miseria en su afán
de perseguir de mil modos,
llama en la puerta de todos
y entra en la del haragán”. (4)

Pero también implica un esfuerzo mental que tendrá como fin “dominar” la naturaleza a través de la ciencia, la técnica, la economía y como conse- cuencia la extirpación de la miseria y la ignorancia al haber sometido a la naturaleza y Marx lo devela de este modo:

“Así como el salvaje tiene que luchar con la naturaleza para satisfacer sus necesidades, para encontrar el sustento de su vida y reproducirla, el hombre civilizado tiene que hacer lo mismo, bajo todas las formas sociales y bajo todos los posibles sistemas de producción...” . (5)

El pensamiento propio de Marx es que el hombre se hace por el trabajo, es el “objetivo” de su propio trabajo; el Papa Juan Pablo II nos dice que “el trabajo significa todo tipo de acción realizada por el hombre” o como Pablo de Tarso en la segunda carta a los Tesalonicenses en el capítulo 3, versículos 10 al 12 que dice: “...si alguien no quiere trabajar, que no coma... trabajen tranquilos para ganarse la vida...” En el cual este esfuerzo a algunos les trae la riqueza a otros los hace proletarios, pero, esta doble rela- ción trae descontento lo cual aliena a los individuos. Esta dimensión subjetiva nace con el mismo hombre desde que fue formado “con polvo de la tierra” (Gn 2, 7) ya que como forma de apropiación se apodera de toda la creación “poniéndole nombre a todas las cosas” (Gn 2, 20) en un claro acto de “posesión”, previo a conocer aquello que iba a dominar; pero también se da una relación intersubjetiva con los demás sujetos (Cfr. Antoncich, A; trabajo y libertad, Latinoamericana Libros s.r.l, Bs. As, 1988, pág. 84) hasta inclusive incluye a la mujer como parte de sus dominaciones. Está claro que el más fuerte, física y mentalmente, domina al otro, naciendo así “el más grande proletario del mundo”: la mujer (la cual no ha podido liberarse por que, como señala Enrique Dussel(6), como sociedad “heredamos una praxis que nos constituye relativa y originalmente”).

Juan Pablo II en encíclica Laborem Exercens Nº 6 habla de dos dimensiones, una objetiva y otra subjetiva del trabajo:

“Así, ese “dominio” del que habla el texto bíblico que estamos analizando, se refiere no sólo a la dimensión objetiva del trabajo, sino que nos introduce contemporáneamente en la comprensión de su dimensión subjetiva. El trabajo entendido como proceso mediante el cual el hombre y el género humano someten la tierra, corresponde a este concepto fundamental de la Biblia sólo cuando al mismo tiempo, en todo este proceso, el hombre se manifiesta y confirma como el que “domina”. Ese dominio se refiere en cierto sentido a la dimensión subjetiva más que a la objetiva: esta dimensión condiciona la misma esencia ética del trabajo. En efecto, no hay duda de que el trabajo humano tiene un valor ético, el cual está vinculado completa y directamente el hecho de que quien lo lleva a cabo es una persona, un sujeto conciente y libre, es decir, un sujeto que decide de sí mismo” .(7)

O como dijera nuestro gaucho:
“Los que no saben guardar

son pobres aunque trabajen;
nunca, por más que se atajen,
se librarán del cimbrón:
al que nace barrigón
es al ñudo que lo fajen”. (8)

El hombre como sujeto de acción, no sólo debe “dominar” a la naturaleza a través de su inteligencia y voluntad, sino que, no debe quedar atrapado en aquello que él mismo trama. Está bien que el hombre “sea sujeto” de trabajo, pero no está bien que el hombre “este sujeto” al trabajo, por que esa autoalienación es la que más cuesta hacerla conciente y es la que se termina transmitiendo a las nuevas generaciones, siendo ya heredadas por nosotros y es de lo que habla Marx cuando se refiere a “las viejas formas de reproducción social”. Esta falta de reflexión teórica de la praxis, a nivel conciente por parte del sujeto, lo hace no sentir culpa alguna y es así como se pierde la solidaridad entre los individuos y en una esfera aún mayor entre los pueblos; entonces apropiándonos de las palabras de Habermas decimos que “la conciencia misma se torna falsa al reflejar –incluso correctamente- una realidad falsa”. (Cfr. Habermas, J; Teoría y praxis, Ed. Tecnos S.A, Madrid, 2000, pág. 411).

La Plusvalía
Es así como en la segunda mitad del Siglo XIX, en el año 1867, un 24 de agosto, desde Londres Karl Marx, le escribe a su amigo Friedrich Engels adelantándole unas líneas de El Capital , demostrando la explota- ción que sufren los obreros en el régimen de la gran industria. El tema en cuestión es el plusvalor que se le agrega a la producción del proletario. En realidad, se trata de una práctica común no especificada conceptualmente hasta ese momento. Ejemplo de ello, es la siguiente cita:

“La porción de la jornada de trabajo que pasa los límites del trabajo necesario no implica ningún valor para el obrero y es lo que constituye la plusvalía...” (Op. Cit… Marx, K., El Capital, Ed. Gradifco, Bs. As, 2006, Pág. 67)

Como podemos observar, el capitalista, se apodera del valor que le agrega al trabajo proletario, acumulando a través de esta apropiación, riquezas en sus manos. El trabajador pacta un salario con el capitalista. Este pacto debería respetar, primero, la satisfacción de sus necesidades personales y familiares, y en segundo lugar, de acuerdo con la capacidad y/o conocimiento profesional del sujeto. El trabajador, al no poder disponer de mercancías, ofrece su tiempo como ‘trabajador libre’:

“... es menester que el poseedor de dicha fuerza carezca de medios de producción, materias primas, instrumentos de trabajo, etc, que le permita satisfacer sus necesidades. Al no tener otra cosa que vender ni otro medio para vivir, está obligado a vender su única mercancía: su fuerza de trabajo.” (10)

El punto de vista de Karl Marx desarrolla la vertiente de izquierda de hegelianismo, donde su concepción materialista de la historia intenta de- mostrar la base material del devenir histórico en lugar del espíritu.
Pero he aquí que: lo que se va a dominar es distinto del que va a dominar, y en esta relación dialéctica entre dominado y dominador “lo no idéntico se subsume en lo idéntico; los hombres son tratados como cosas.” (11).

La dialéctica alberga el concepto de que debemos comprometernos con los problemas y las incoherencias que se dan en el mundo social.

La desigualdad entre la apropiación del material de producción por parte del capitalista y la fuerza del trabajo en mano del proletario, se produce la alienación del obrero. La práctica de la revolución es la única forma que tiene éste de lograr la igualdad social, haciendo que el proletario tome conciencia de sí, y de esta forma erradicar la “falsa conciencia”, frustrando la “cosificación” o “reificación”.

Ahora bien, desde la visión económica bíblica, que se revela a través de parábolas, como la de los talentos (Mt. 25, 14-30), o su equivalente, la de las diez monedas (Lc. 19, 11-26) las cuales proponen, no una lucha de clases, sino, una coordinación de todas las clases en post de un bien común, achicando así la brecha entre ricos y pobres. Podríamos concluir, en prime- ra instancia que debe haber una conexión necesaria entre teoría y práctica (trátese del pensamiento liberal “capitalista”, “marxista” o hasta de la misma “Doctrina Social de la Iglesia”), una coherencia entre lo que se dice, por que es lo que se piensa, y lo que se hace. (Cfr Libertatis Nuntius 11, 7).
 
¿Salario, favor o deuda?
El dinero adquiere valor en relación al otro: el proletario hace por mí lo que yo no podría hacer solo, teniendo todo el capital o gran parte de él en mi poder, entramos en una nueva dimensión de relación, el de estarnos agradecidos por que nos necesitarnos y ayudamos recíprocamente. Por lo tanto no es un favor que hace el capitalista al proletario al darle su salario, sino que es el agradecimiento y el estar en deuda con aquél que hace que mi capital tenga su plusvalor. En cambio, si el capitalista “sacraliza” las relaciones de producción, termina inmolando al hombre, al proletario en su altar, por que sitúa siempre al prójimo en contexto de deuda. Siempre los demás estarán en deuda conmigo. “…Ahora bien, cuando alguien hace un obra, -escribe Pablo de Tarso- no se le entrega su salario como un favor, sino como deuda….” (Rm 4, 4) y si esa deuda no se paga, por el motivo que sea, el dinero no entra en circulación; por lo tanto el que denigra al trabajador es la acumulación del capital por parte del patrón, lo cual engendra el reclamo colectivo marxista. No debe entenderse que es la lucha de clases, ni el reclamo por un salario digno y justo exclusivamente lo que engendra alienación, es todo aquello que desencaja al individuo como hombre. Tanto el capitalista como los proletarios deberán buscar la forma de evitar toda pretensión injusta.

Entonces, en sintonía con la visión testamentaria bíblica antigua, el poseer bienes (dinero y salud como capital) es una bendición de Dios ya que éstos, son el premio para aquellos que saben dirigir su vida. Si bien es un don dado a una persona en particular, no reviste el carácter de privado, debe ser puesto en relación con otros (pobres, huérfanos y viudas) y con otros que reciben el mismo regalo, la salud y el dinero, pero sí reviste el carácter de sagrado, ya no por el valor en relación al otro, sino por ser creado por Dios. Como dijera Mateo 23, 17 “... ¿Qué vale más? ¿El oro del Templo o el Templo que lo convierte en un tesoro sagrado?, por lo tanto la moneda o todo tipo de capital, como cosa no tiene valor económico en sí mismo, pero es sagrado el material con que está hecha la moneda o el capital en cuestión, por ser creado; o como dijera el fragmento de la epopeya argentina “Martín Fierro” citada al comienzo del trabajo: “...lo demás lo ha criado el hombre/ después que aprendió a contar”. En definitiva, no se debe sacralizar el capitalismo en dadivosa conexión con el liberalismo, bajo ninguna forma en el cual éste aparezca, porque por amor al ídolo se puede conformar un tipo de razonamiento teológico y con fundamento sociológico para convertir en un dios al dinero.
 
La relación del hombre en las dos visiones

No obstante, la relación hombre-dinero es el nexo común (el cual no significa que sea el más importante) que podemos encontrar “a prima facie”, en la visión Hombre-Hombre –que propone el marxismo- y la visión hombre-Dios –que propone los textos bíblicos- y en el cual el “no poseer dinero” origina en el primero “alienación” por que no tiene los medios que le permite liberase de las apremiantes condiciones materiales; y en el segundo produce “castigo” por algún gran pecado que haya cometido sus padres; pero curiosamente, también en el texto bíblico, propone la relación hombre-hombre como segundo mandamiento, en importancia “...amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mc 12, 31). El amor en los dos casos de ninguna manera se centra en la riqueza.

El dinero, es un medio para un fin y no un fin en sí mismo, la obtención de éste, deberá ser para atender a las necesidades de progreso personal y del grupo familiar, igualmente estar solícitos al intercambio de bienes y que la búsqueda del dinero, no ciegue, no vuelva mudo ni sordo al sujeto ante los hechos de injusticia social y la falta de solidaridad entre los camaradas y/o hermanos. Y como advirtiera Pablo de Tarso “la raíz de todos los males es el amor al dinero.” (1 Tm 6, 10).
Si solamente se acumula el capital se deja de lado el carácter social y mientras más se tiene, y no se lo integra en una relación social, más se quiere, por que el sujeto siente que no tiene nada. La acumulación del mismo más que otorgarle libertad al hombre, lo esclaviza, alienándolo también de un bien aún mayor que es su propia felicidad. El hacer circular la ganancia no sólo mantiene en constante contacto a los individuos, sino que libera de la alienación a aquellos que se sienten vacíos y quieren estar llenos. La circulación de esa plusvalía necesita carriles organizados y estables que los sujetos deben preparar, desarrollar y construir. La sociedad debe estar organizada para la justa distribución de riquezas pero también de cultura, de educación y de justicia.

¿Bajo qué gobierno?
Los hombres desde que empezaron a organizarse socialmente buscaron distintas formas ideales de gobierno ya sea ideológica, política, militar y religiosa, también diseñaron proyectos de coexistencia equilibrada con propósitos de paz constante. Ahora de lo que se deberá tener mucho cuidado es de no hacer del Estado una pseudo-religión, ya que en muchos casos ha tenido la tendencia a absolutizarse en regímenes totalitarios, como el “fascismo italiano”, el “nazismo germánico”, el “bolchevismo ruso”; o el “Terrorismo de Estado argentino”, revistiéndose éstos con honores divinos y demandando las voluntades y libertades de las personas en forma de tributo y que se reflejan en frases como: “no te metás”, “yo no vi nada” o “algo habrán hecho”. A este procedimiento Marx lo definió como “reificación” que es la certeza, por parte de las personas, que las estructuras sociales están fuera de su regulación y son inmutables.

¿La riqueza derecho natural o derecho positivo?
Desde la cosmovisión testamentaria bíblica antigua y nueva no se condena la riqueza ni el poseer bienes, ya que éstos sin la intervención del hombre no existen por sí solos en la naturaleza; y esto Marx lo reflexiona en El Capital (13)
“... es indudable que la naturaleza no produce por

un lado poseedores de dinero o mercancías y,
por otro, simples poseedores de sus fuerzas de
trabajo”.

Pero si se condena la ambición (15). Si no se hace una buena distribución la codicia se transforma en el motor de la conciencia y su economía, obte- niendo como resultado la explotación de aquel que no tiene nada pero que sí puede satisfacer mi ambición desmedida y de núnca acabar, como dice el libro del Eclesiástico (Sirácides) en el capítulo 14, versículos 8 y 9: “El hombre de mirada codiciosa es un malvado que aparta los ojos y desprecia a las personas. El ambicioso no esta contento con lo que tiene...”. En general, cuanto más uno se enriquece, se hace tanto más insaciable, pero ¿cuál es el límite de la saciedad? Se debe distinguir dos tipos de “ambición”: 1ª) es la de aquel que posee todo y quiere poseer más, y 2ª) es de aquel que no posee nada o casi nada y quiere alcanzar a cubrir sus necesidades. El límite que debería aplicarse, en ambos casos, es el de una auto-conciencia. Ya que la idea de la pura riqueza produciría una falsa conciencia de sí misma en el individuo, he induciría de forma justificada a la explotación del otro; imposibilitando el razonar sobre la auténtica pobreza objetiva y subjetiva que provoca en el otro.

Solidaridad o comunismo
Pero también está la solidaridad de los individuos y entre los pueblos, en los textos bíblicos, expresada con frecuencia en Mateo 25, 14 – 30 con la parábola de los talentos(17) y Lucas 19, 11 – 26 con la parábola de las diez monedas, como en tantos otros pasajes(18), se parte de una práctica económica que se daba en la época con relación al valor de aquello que se pone en juego, en las dos narraciones citadas se termina haciendo referencia a: “que al que produce se le dará y tendrá en abundancia, pero al que no produce se le quitará hasta lo que tiene”... y ¿cómo se consigue un mayor bienestar? si se pone en circulación dentro de una red solidaria social organizada, ya sea a través del comercio de bienes entre los individuos obteniendo ganancias o a través de transacciones bancarias obteniendo ganancias por medio de los intereses. Análogamente en la vida espiritual se hace la mis- ma comparación. En la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, en Aparecida (Brasil) inaugurada el 13 de Mayo de 2007, en el artículo Nº 480 expresa esta idea:

... Los cristianos con los talentos que han recibido, talentos apropiados deberán ser creativos en su campo
de actuación: el mundo de la cultura, de la política,
de la opinión pública, del arte y de la ciencia.

Igualmente tomando el mismo término de “talento” para figurar “las capacidades o virtudes” que Dios ha dado, como “don o regalo”, a cada uno haciendo referencia a un gran valor y que debe ser puesto al servicio de los demás en forma de circulación centrífuga y centrípeta... por lo tanto a Marx como a la Teología(19) les preocupa el hombre. El mismo deberá trabajar para el dominio total de la naturaleza y llegar así al advenimiento de la sociedad armoniosa, en que cada uno encontrará el máximo desarrollo de sus dones. Aunque el cristianismo no se conforma con decir: “...con mi propio esfuerzo conseguí esta buena situación...” (Deut 8, 17), sino que antes de ver esto como consecuencia del devenir del materialismo histórico prosigue en su relato: “...tu Dios te dio fuerzas para conquistar tu prosperidad” (Deut 8, 18). Siguiendo en la misma línea concluiríamos creyendo que se corre el riesgo de envilecer a la persona humana, sea por el esfuerzo del hombre o la ayuda de Dios. De todos modos, debemos mirar, lo que esto genera hacia afuera y hacia adentro de nuestra cultura, subcultura y contracultura: una mayor solidaridad entre los pueblos, más allá de las creencias religiosas y/o políticas mediante las cuales cada uno da a los demás y recibe de ellos, sin canonizar a una de las tendencias y demonizar a otras.

Pero cuando se trata de extender la solidaridad hacia todos, deberíamos buscar algunos acuerdos, deberíamos plantear la elaboración de una mínima ética compartida. Consiguientemente, la equidad en la distribución de las riquezas, implica la creación de más fuentes de trabajo, con salarios justos para sobrellevar una economía “básica” como: alimentación, vivienda, educación, obra social, tener para sí un tiempo de ocio y su familia, etc; y otra economía sostenida desde la “justa remuneración” la cual permita ahorrar he invertir en la promoción del individuo: capacitándose con estudios especializados o creando, por qué no, nuevas fuentes de trabajo, etc y así de esta forma devolver una parte de lo que la sociedad le dio. En fin se trata de acentuar la vocación solidaria del hombre y ya no como superhombre ni como único dominador, sino a través de la cooperación que es lo que lo hace realmente engrandecer y logra la unión venciendo todo tipo de diferencias ideológicas, políticas y/o religiosas.

A modo de cierre
En suma, podríamos usar la imagen de las “estalactitas” y “estalagmitas” en donde la naturaleza, por caprichosa o no que parezca, crea en el extremo superior de la caverna, por acción de la gravedad y la humedad, una estalactita. El agua que cae en forma de gota, deposita la sedimentación que arrastra consigo en el extremo opuesto y va creando la estalagmita. Con el tiempo, en un proceso continuo y sin interrupciones, la estactita y la estalagmita se unen formando una “columna”, una unidad.

De igual manera la posición Teológica de la Iglesia y la postura ideológica de Marx se contraponen y no porque una sea la estalactita y la otra la estalagmita en el sentido que una generó a la otra, pero ambas posturas conviven dentro de una misma caverna que es la sociedad y que indefectiblemente entran en relación e interactúan, la cual para ambos sentidos “diestros y siniestros” habrá partes rugosas, ásperas, lisas, algunas formas más visibles que otras; y al intelecto le costará aprehender el por qué de las formas caprichosa de su estructura.

Será entonces que los eruditos de dichos sentidos, deberán trabajar para que ambas construcciones dentro de la caverna se orienten, entre sí, y se busquen para ir vislumbrando la unión futura para conformar la “columna”. Y no podía faltar para sellar la idea una última estrofa de José Hernández:

Los hermanos sean unidos,
porque esa es la ley primera;
tenga unión verdadera en cualquier tiempo que sea,
porque si entre ellos se pelean
los devoran los de ajuera.

NOTAS AL PIE DE LA PÁGINA
1-Rodríguez de Yurre, G; El ateísmo de Karl Marx. Varios, El problema del ateísmo. Sígueme, Salamanca 1967; Pág. 131
2-Jacques Maritain: Filósofo francés (1882-1973)
3-Nicholas Berdaieff: Filósofo ruso (1874-1948)
4-José Hernández, La vuelta de Martín Fierro, xxx, 6966-6972. Ed. Floreal Puerta, Bs. As, 1975.
5-K. Marx, Das Capital, vol. III, Berlín, 1953, pp.873 ss. (El Capital, vol. III, trad. W. Roces, F.C.E., 1959, p.759).
6-Enrique Dussel, Ética comunitaria, Buenos Aires, Ed. Paulinas, 1986. Capítulo: “Maldad y muerte”, pp. 26-46.
7-El Papa Juan Pablo II dialoga con el marxismo e incorpora a la tradición eclesial del trabajo objetivo la idea del trabajo subjetivo.
8-José Hernández, La vuelta de Martín Fierro, xv, 4734. Ed. Floreal Puerta, Bs. As, 1975.
9-Marx, K; El capital, Ed. Gradifco, Bs. As, 2006.
10-Marx, K., El Capital, Ed. Gradifco, Bs. As, 2006, Pág. 48-49
11-Habermas, J; Teoría y praxis, Ed. Tecnos S.A, Madrid, 2000, Pág. 413 ss
12-Eclesiástico 31, 8, 11 “Feliz el rico que se conserva sin manchas y que no corre tras el oro”... “Sus bienes estarán seguros, y la asamblea publicará sus limosnas”
13-Cfr. Sección segunda: La transformación del dinero en capital, Capítulo IV, Punto 3
14-Marx, K., El Capital, Ed. Gradifco, Bs. As, 2006, Pág. 49
15-“...Alma mía, tienes muchas cosas almacenadas para muchos años; descansa, come, bebe, pásalo bien.” (Lc 12, 19) “... ¿cómo pudieron hacer reservas en los últimos tiempos?...” (St 5, 2 )
16-Deuteronomio 24, 14 – 15 “No explotarás al jornalero humilde y pobre... le pagarás cada día, antes de la puesta del sol, por que es pobre y está pendiente de su salario...”
17-Vale aclarar que el talento significaba unos 35 kilos de metal precioso, medida que usaron los antiguos griegos y que luego adoptaron los romanos, por sus características era una moneda imaginaria.
18-Marcos 4, 21 - 25 Parábola de la lámpara y la medida; 12, 41 – 44 La ofrenda de la viuda; 14, 3 – 9 una mujer unge a Jesús; Lucas 10, 25 – 37 El buen samaritano; 16, 1 – 13 El administrador astuto
19-V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, en Aparecida (Brasil) Nº 334 “... una educación centrada en una persona humana que es capaz de vivir en la comunidad aportando lo suyo para su bien...”; Nº 335 “... Jesús, pues, eleva y ennoblece a la persona humana, de valor a su existencia...”

BIBLIOGRAFÍA:
-Biblia Latinoamericana, Coeditan San Pablo-Verbo Divino, Madrid, 1993.
-Hernández, J; La vuelta de Martín Fierro, xv, 4734. Ed. Floreal Puerta, Bs. As, 1975.
-Juán Pablo II, Encíclica Laborem Exercens, Ed. Paulinas. Bs. As, 1992.
-Marx, K; El capital, Ed. Gradifco, Bs. As, 2006.
-Dussel, E; Ética comunitaria, Buenos Aires, Ed. Paulinas, 1986. Capítulo: “Maldad y muerte”.
-Antoncich, R; trabajo y libertad, Latinoamérica Libros s.r.l, Bs. As, 1988.
-Habermas, J; Teoría y praxis, Ed. Tecnos S.A, Madrid, 2000
-V Conferencia Episc. Latinoamericano y del Caribe, en Aparecida-Brasil
-Rodríguez de Yurre, G; El ateísmo de Karl Marx. Varios, El problema del ateísmo. Sígueme, Salamanca 1967.
 
Dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", Firme y Digno, Bocha... el sociólogo.

P.D: La reproducción total o parcial de éste ensayo debe contar con la autorización del autor. La misma se puede solicitar en los comentarios.

jueves, 29 de junio de 2017

Entre la derecha del Padre y la Izquierda del Hijo (II Parte)

Ensayo: Ética Diestra del Hombre Nuevo en Ernesto Guevara y Pablo de Tarso.
(Pensamiento religioso y marxismo)
Por Prof. Oscar Sala Martina.

 “...Prudencia de saber que una cosa son nuestros esfuerzos por alcanzar la Verdad y otra cosa es la Verdad como tal, la que no siempre está a nuestro alcance”. (Jorge L. García Venturini)

“Ustedes tienen que dejar su manera                                                        
anterior de vivir, el hombre viejo,                                                              
cuyos deseos engañosos lo llevan                                                              
a su propia destrucción... y revístanse                                                                                                       del hombre nuevo”                                                                                                                                  “San Pablo Apóstol”

“La nueva sociedad en formación
debe competir muy duramente
con el pasado... hay que hacer al
hombre nuevo”

“Comandante Che Guevara”



INTRODUCCIÓN
Podría haber elegido como tema para este ensayo a dos reyes cuyos imperios luchan entre si, en un mismo tiempo, compartiendo un mismo espacio, antagónicos entre sí, en el cual la dominación absoluta es el único propósito, trasladando, después de la conquista, la estructura opresora a la oprimida... pero me pareció importante destacar a dos personajes distintos, en lugares distintos, con una formación intelectual y religiosa distinta, con métodos distintos pero que se asemejan mucho en la pasión por la praxis para intentar un cambio. No precisan subterfugios para expresar de lo que están convencidos, estoy hablando de Saulo de Tarso y Ernesto Guevara de la Serna.

La historia siempre ha coronado a sus grandes protagonistas con nombres que quedan perennes en la memoria de los mortales. En una descripción general podríamos decir que ambos fueron líderes sociales, lucharon por sus ideales hasta dejar la vida, ambos hablaron, teorizaron y dejaron por escrito sus pensamientos; pues no será mi intención sacarles su característica distintiva por lo que son reconocidos, en cualquier idioma, cultura y nación, sus motes son: “San Pablo Apóstol” y “Comandante Che Guevara”.

En una descripción mas particular podríamos decir del primero, que su vida trascendió a la posteridad por sus aportes teológicos, cuyos escritos, con su doctrina, alimentaron a las primeras Iglesias. También murió ejecutado lejos de su patria. Lo que más sorprende de él es su apertura de mente frente al mundo y su gran receptividad de los valores de otras culturas. Fue un hombre claro y directo, jamás lanzó sus exhortaciones morales de forma superficial y despreocupadamente antes y después de “caerse del caballo”, no se sabe más de él más allá de que los textos bíblicos nos dicen, por que todo esta escrito allí, lo que no se sabe de él es por que él no quiso que se supiera...y del segundo podríamos decir que ha sido canonizado por la gente, que de él muchos sólo conocen la foto de Korda y algo más, o que ha adquirido la dimensión de héroe clásico o como el mismo Cristo muerto cuando se conocieron las fotos sacadas, después de su ejecución, por el cual los lugareños le pusieran San Ernesto de la Higuera. Utópico o de un realismo increíble, este hombre nos obliga hablar de él, positiva o negativamente, su mito superó al personaje

“Saulo alias Pablo”; “Ernesto, alias Che”, el nombre alias el nuevo nombre separa en dos mitades sus vidas en un “antes” y un “después” enfrentando el “entonces” al “ahora”, dejando de ser “Hombres Viejos” para ser “Hombres Nuevos”. He aquí que con este ensayo, he intentado rescatar algunos datos históricos y bibliográficos de ambos para ilustrar el por qué de esta teoría tan antigua como necesaria para que el hombre siga vivo... siga siendo, como ayer en tiempos de hoy, el hombre nuevo.

EL USO DEL TÉRMINO A LO LARGO DE LA HISTORIA.
En Roma los ciudadanos se dividían, en un principio, en patricios y plebeyos, tras la expulsión de los reyes en el 509 a. C., comienzan las luchas sociales. Al equipararse políticamente patricios y plebeyos, la antigua nobleza de sangre deja paso a la nobleza de los cargos públicos y a la nobleza del dinero. El plebeyo que conseguía llegar a Magistrado se convertía en homo novus, y fundaba la nobilitas de su familia(1). Ej: Séneca, Cicerón.

En Grecia cambio, no se encuentra la utilización del término hombre nuevo como tal, sino un análisis del individuo desde el punto de vista ético. Las doctrinas filosóficas de Sócrates, Platón y Aristóteles, se destacan por sus preocupaciones éticas, reflejaron la crisis de la democracia esclavista, que tenía sus causas más profundas en las relaciones sociales. Aristóteles (s IV a. C) fue reconocido como el padre de la Ética por haber escrito el primer tratado, en el cual argumenta las categorías fundamentales y a su vez explicaba qué debía hacer y abstenerse el ser humano para ser un hombre virtuoso a partir de sus contradicciones, por exceso o por defecto y alcanzar la felicidad.

En la antigua Israel el evangelista Juan hace referencia al nacer de nuevo(2), pero es en Damasco donde ubicamos a uno de los más grandes evangelizadores que tuvo la Iglesia y es uno de los inspiradores de este ensayo: San Pablo. Es una de las figuras capitales de los primeros tiempos del cristianismo, viajó y misionó por el Mediterráneo oriental. Su objetivo, llegar a las gentes aún sin evangelizar, fue un trabajo agotador y difícil. Sobrevivió a tres viajes llevando el cristianismo a Macedonia y Grecia. Durante el cuarto viaje los romanos le prendieron en Jerusalén y quizá le ejecutaron en Roma en el 62.

En la carta a los Colosenses Pablo usa el término “hombre nuevo” por primera vez, así como los valores que deben caracterizar a ese hombre nuevo, el cual debe incesantemente progresar dejándose invadir por la imagen que es Cristo. Nótese “revestíos del amor que es el vínculo de la perfección”. Pablo está en una sociedad esclavista donde el opresor y el oprimido vive una relación cotidianamente tensa(3). Es por eso que se extiende en su prédica cuando llega a este punto, su mensaje es innovador por hablar de una sociedad sin clases(4). La novedad de vida es signo de “un hombre nuevo” que se está formando, si bien en sus cartas no pide abolir la esclavitud, cosa que en el imperio romano hubiera sido casi una utopía, si exige eliminar toda discriminación. No nos olvidemos que todavía el mundo conocido y dominado por los romanos no había sido cristianizado, por lo tanto Pablo convive con estas circunstancias y no deja de ser parte del ambiente cultural en el que se desenvuelve. Lo interesante es que no nos presenta un código de moral completamente nuevo, toma lo mejor de la cultura existente, pero de seguro el hombre nuevo para Pablo se caracterizaba por su actitud comunitaria cuya motivación es Cristo. La transformación personal, en el hombre nuevo, se convierte en principio transformador de las relaciones sociales, superando las barreras puestas por el hombre viejo, por lo tanto no sólo transforma la realidad personal, sino, también la realidad social.

En las Epístolas de Pablo encontramos que él usa diferentes términos como “Cuerpo místico” (1 Cor 12, 12; 14); “Hombre viejo” (Rm 6, 6; Ef 4, 22); “Hombre nuevo” (Col 3, 10; Ef 4, 24); “Nueva criatura” (2ª Cor. 5, 16); “Vida nueva” (Rom 6, 4) cuyos valores que deben caracterizar a ese hombre nuevo son: Una mente más espiritual; justicia y santidad que proceden de la verdad; que se fatigue trabajando en algo útil; compartir con los necesitados; decir palabras que edifiquen; mostrarse bueno y comprensivo; perdonar al otro; saber aconsejarse y enseñarse mutuamente; sentimientos de tierna compasión; capacidad para el amor.

En la Edad Media es que cambia la visión del lugar y papel del hombre en las concepciones filosóficas, la visión es Teocéntrica. La predestinación del hombre es más gloriosa que su existencia terrenal. De ahí el fundamento cristiano acerca del premio o la condena en la otra vida. En la predestinación muchos ven reflejada la impotencia del individuo de cambiar el orden existente, de influir en los acontecimientos y sobre las fuerzas humanas hostiles al mismo. Para los santos Tomás de Aquino y Agustín de Iponá el mejoramiento humano está en que el hombre que se renueva a imagen de su Creador. El análisis que efectúa San Agustín es una referencia al Evangelio de Juan, quien plantea el renacimiento del hombre, cuya noción de hombre nuevo se refiere al hombre fortalecido espiritualmente para alcanzar la recompensa o el castigo eterno en el otro mundo. Santo Tomás a diferencia de Aristóteles afirmaría que el fin del obrar bien es para cumplir con el Creador y así habrá felicidad. Hay premio y castigo en la otra vida. Pero es aquí que dentro del sistema feudal, en varias regiones de Europa durante los siglos XIV y XV, comienza a formarse nuevas relaciones sociales que preparan la aparición del modo de producción capitalista y junto a ella una nueva concepción acerca del hombre que recibió el nombre de Humanismo, que proclama la plena inclusión del hombre en la vida terrenal. Surgieron, en este capitalismo temprano, pensadores tales como Dante Alighieri, Francisco Petrarca, Giovanni Boccaccio, William Shakespeare, Francis Bacon, por nombrar algunos, que favorecieron en la formación de una cosmovisión antropocéntrica del mundo.

En Francia, a mediados del siglo XVIII surge la Ilustración, la cual fomentó la libertad de pensamiento científico y filosófico. Entre los principales representantes de este movimiento se encuentran Charles-Louis de Montesquieu, François Marie Atouet (Voltaire), Jean-Jacques Rousseau, Calude Adrien Helvetius y Paul Henri Thiry, barón de Holbach los cuales no hacen una ruptura fundamental de la base económica para ahondar en las verdaderas causas de la vida histórica. Plantearon que las esperanzas humanas no deberían centrarse en el más allá, sino en los medios para mejorar las condiciones de la vida terrena. Rousseau aunque no utiliza el término de hombre nuevo hace aportes éticos en como el “hombre natural” no pierde su bondad natural, cuando participa en una sociedad. Rousseau concibe un sistema educativo que le permita al hombre natural convivir con esa sociedad cuando es corrupta(5). Lo que destruyó paulatinamente las relaciones de producción feudales fue la Revolución Francesa, ejerció una influencia liberadora en Europa beneficiando el desarrollo de una nueva ideología burguesa, que declaraba el derecho del individuo a la libertad, la felicidad y la propiedad privada. Louis de Rouvroy de Saint- Simon y Charles Fourier junto a Robert Owen, plantearon que el capitalismo crea riquezas para algunos y no satisface las necesidades de otros, pero no llegaron a postular la lucha de clases como medio de emancipación.

En Alemania los representantes de la filosofía clásica germana son Immanuel Kant, Georg Wilhelm Fiedrich Hegel y su alumno Ludwig Feuerbach. Sostenían que la liberación del hombre sólo era posible mediante la actividad de sus órganos sensoriales con el entorno y así satisfacer sus necesidades materiales. Karl Marx, proyecta la formación de un hombre nuevo, un individuo superior plenamente emancipado y desarrollado multifacéticamente en todos sus aspectos. Junto con Friedrich Engels y a la postre Vladimir Ilich Ulianov (Lenin) dejan plasmado que el carácter esencialmente humano de la sociedad futura estará dado en las posibilidades que tendrá el hombre de desplegar todo su potencial humano lo cual sólo se logra en la sociedad comunista que propugna la formación de individuos multifacéticamente desarrollados.(6)

En Rusia, Liev Davidovich Brontein (Trosky) como teórico de la revolución rusa utiliza el término hombre nuevo al plantear: la poesía de la revolución radican en (...) crear un hombre nuevo (...) La poesía de la revolución es global(7). Si el arte no ayudase a este hombre nuevo a educarse, a fortificarse y refinarse, ¿para qué serviría? (...) El futurismo está contra el misticismo (...) está por el hombre nuevo (...)(8). El hombre nuevo no podrá ser formado sin un nuevo lirismo (...)(9). El arte nuevo será un arte ateo. Volvería a dar vida a la comedia, porque el hombre nuevo querrá reír. Insuflará una vida nueva a la novela. Concederá todos sus derechos al lirismo, porque el hombre nuevo amará mejor y con más fuerza que los antiguos, y pensará sobre el nacimiento y la muerte (...) El hombre nuevo, que acaba de nacer (...) dominará la Naturaleza entera(10).

En Italia Antonio Gramsci tiene en cuenta algunos elementos como: La cultura popular (folklore), la cual debe concebirse... como una cosa muy seria.... sólo así será la enseñanza más eficaz y determinará el nacimiento de una nueva cultura en las grandes masas populares(11)... La literatura no engendra literatura, etc..., nacen no por «partenogénesis», sino por la intervención del elemento «masculino», la historia, la actividad revolucionaría que crea el «hombre nuevo», es decir, crea nuevas relaciones sociales. (12)

En Perú es válido nombrar a dos máximos exponentes:
1º) a José Carlos Mariátegui: es indispensable la creación de un socialismo indoamericano a partir del análisis de nuestra propia realidad... con un nuevo ideario educacional…. La emoción revolucionaria da unidad a la América indo-española... se sienten solidarios todos los hombres nuevos de América(13). El trabajo es la vía hacia la realización humana, por lo tanto debían crearse las condiciones necesarias para que hicieran posible que el individuo se viera realizado en su obra.
2º) al Episcopado en la IV Asamblea General –celebrada del 2 al 14 de agosto de 1971 en Perú- estudió el texto preparatorio “Sobre la justicia en el mundo” y elaboró una serie de propuestas concretas a ser tratadas en el Sínodo de Obispos, en la que se revela un mayor grado de compromiso con el proceso de cambio que vive su país, en el cual la educación de todo el pueblo sea hecha en el sentido social y comunitario para crear al hombre nuevo y una sociedad nueva.(14)

En Argentina nombraré también a dos exponentes:
1º) a Aníbal Norberto Ponce que hace referencia al término hombre nuevo diciendo: el día en que el Estado se desprenda graciosamente de la educación, ese día será el de la natividad del hombre nuevo (...) en la cual desaparecerá la sociedad dividida en clases. (15)
2º) a Representantes del Movimiento de Sacerdotes para el Tercer Mundo de la Argentina reunidos en Santa Fe en Mayo de 1970 escriben: expresamos nuestro formal rechazo del sistema capitalista vigente y su lógica consecuencia, el imperialismo económico y cultural y nos adherimos al proceso revolucionario... que promueva el advenimiento del hombre nuevo.(16)

En Brasil Paulo Freire describe que el proceso de formar al hombre nuevo debe conllevar un gran dolor: Por esto, la liberación es un parto... doloroso. El hombre que nace de él es un hombre nuevo, hombre que sólo es viable en la y por la superación de la contradicción opresores-oprimidos que, en última instancia, es la liberación de todos. La superación de la contradicción es el parto que trae al mundo a este hombre nuevo –ni opresor ni oprimido- sino un hombre liberándose.(17) (...) de ahí que éste paso deba tener el sentido profundo de renacer. Quienes lo realizan deben asumir una nueva forma de estar siendo (...) (18) en la medida en que la concientización, en y por la “revolución cultural” se va profundizando, en la praxis creadora de la sociedad nueva (...) (19) , acción cultural cuya práctica para conseguir la unidad de los oprimidos, va a depender de la experiencia histórica y existencial que ellos están teniendo, en esta o aquella estructura... (20)

En Chile, en abril de 1971, 8 sacerdotes que conviven con los trabajadores dan su apoyo al gobierno de la Unidad Popular ya que se consideran comprometidos con el proceso y quieren contribuir a su éxito. Respaldan la construcción de una sociedad socialista no sólo porque signifique la posibilidad de lograr un desarrollo económico autónomo, sino porque el socialismo debe generar valores nuevos que posibiliten el surgimiento de una sociedad más solidaria y fraternal (...) en base a una nueva cultura (...) sólo así podrá surgir el Hombre Nuevo, creador de una convivencia efectivamente solidaria. (21)

En Colombia, en la ciudad de Medellín, en la realización de la segunda Conferencia General del Episcopado Latinoamericano utiliza la expresión (...) no habrá continente nuevo sin hombres nuevos (...) (22) Hechos en Él (Jesús) “criatura nueva” (...) (23)

En Cuba, es donde ubicamos el otro polo de este ensayo, Ernesto “Che” Guevara. El triunfo de la Revolución Cubana marcó un hito importante para el resto de América Latina y es donde parte la concepción del Hombre Nuevo del siglo XXI como lo expresara Ernesto Guevara: “El hombre del siglo XXI es el que debemos crear, aunque todavía es una aspiración subjetiva y no sistematizada. Precisamente este es uno de los puntos fundamentales de nuestro estudio y de nuestro trabajo y en la medida que logremos éxitos concretos sobre una base teórica, o viceversa, (…) habremos hecho un aporte valioso (...) a la causa de la humanidad. (24)
El Che fue el creador de un conjunto de ideas acerca del hombre nuevo del siglo XXI. Si bien no fue el primero en hablar de la teoría del hombre nuevo, como ya se ha desarrollado en este ensayo, muchos fueron los que desde la posición del humanismo han escrito sobre la cuestión planteada. Sin embargo, en la segunda mitad del siglo XX, el Che es el primero que conceptualiza el problema. El hombre nuevo sería el resultado de la formación de hábitos que lo exaltarían a un plano superior como revolucionario y lo convertirían en el protagonista de la construcción del socialismo y el comunismo, ya que aún no estaría formada la sociedad y por ello sentenció: Para construir el comunismo, simultáneamente con la base material hay que hacer el hombre nuevo(25). La sociedad se funda en su ser socialista y se orienta en dos direcciones imprescindibles: Primero en el desarrollo material y segundo en la formación del individuo “nuevo”. Nuevo en cuanto tiene conciencia de sí mismo como creador y transformador de la realidad y niega en si mismo los vestigios que quedan del hombre de la vieja sociedad hasta su total renovación y lograr la consolidación de los valores, proceso condicionado por la posición social del sujeto y los cambios sociales que generan a su vez mejores condiciones materiales y espirituales de existencia. Sobre la base del papel del hombre dentro de las relaciones sociales de existencia y el mejoramiento de las mismas, el Hombre Nuevo debe contar con las siguientes características: Un alto nivel de patriotismo; una plena vocación intelectual; una genuina voluntad y predisposición al sacrificio a favor de los demás; un infatigable defensor de la justicia; ser un ejemplo a imitar y tener una voluntad de acero con carácter fuerte y decidido; total disposición a transformar aquello que merezca ser cambiado; debe ser solidario; mostrarse tierno y delicado con sus seres queridos... a riesgo de parecer ridículo.(26)

ÉTICA PAULINA
La ética de San Pablo toma toda su fuerza de una esperanza final en el pronto retorno de Cristo... pero ¿de dónde proviene su auténtico impulso, su fervor místico? en la unión con Cristo. Esto lo lleva a una resistencia al cansancio digna de cualquier atleta bien entrenado e incluso raya lo sobrehumano. Su fuerza expansiva fue ilimitada, su pasión misionera fue una acción permanente... No hay amargura, no hay pesadumbre capaz de introducirse en esta alma gigantesca. “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es” (2ª Cor. 5, 16). Sin dudar la ética de San Pablo es de índole teológica, por que es el mismo Dios que participa de alguna manera en la ley moral, y la ética del amor está completamente libre del interés, por que nada hay que muestre más desprendimiento que el amor. San Pablo a través de sus escritos nos demuestra que su ética no se alimenta del aire o de abstracciones descarnadas, sino que se nutre del estilo moral de Jesús. Para todas las situaciones de la vida y para fundamentar ante algún problema moral, Pablo conoce rasgos de Jesús en que poder fundamentar sus respuestas.(27) Al correr el tiempo va formando una conducta moral propia, que distribuye para todos los hombres y mujeres, ya sean libres o esclavos en las Iglesias fundadas por él. (28) Pero la ética propuesta por Pablo es revolucionaria para la época, la fuente de la nueva moral propuesta es la encarnación en Cristo, no ya como una fase superior en el desarrollo, sino una “nueva creación”. No es una entidad histórica, ni un acontecimiento temporal, ni una era que se abre a continuación de otra cualquiera, es un estado ético perdurable. (29)

ÉTICA GUEVARIANA. (30)
La concepción ética de Che sobre la formación del hombre nuevo está fundamentada en dos elementos esenciales: 1- Re-educar al hombre adulto, pues es el individuo quien debe transformar la sociedad después de la toma del poder político y que se ha formado en la sociedad anterior. 2- Formar las nuevas generaciones encargadas de continuar el proceso revolucionario, el hombre del siglo XXI. Esta concepción ética del hombre nuevo expone los valores que caracterizan al individuo y la educación como método para su formación, estableciendo una relación dialéctica entre éstos y la economía; o sea que, la producción y la educación deben realizarse de forma simultánea, pues los cambios en la forma de pensar son necesarios para el desarrollo de la conciencia, para alcanzar su máxima capacidad creadora y acelerar la transformación de la sociedad capitalista a socialista. Desde esta nueva conciencia que, tiene como primer deber la autoformación y ello es un proceso cotidiano y permanente, llega a trasformarse en hábito por lo cual otorga un rol fundamental a la ética individual, tanto al guerrillero durante la revolución, como del ciudadano en la sociedad socialista(31) sin necesidad de incentivos materiales, para ello el principal instrumento de naturaleza social serán de índole moral. Este proceso es logrado internalizando las relaciones históricas que se van produciendo entre los sujetos, las cuales se incorporan, en un proceso consciente de autoeducación en donde la sociedad toda se transforma en una gran escuela, evitando el individualismo, el laxismo y la negativa al diálogo. No debemos dejar de lado que los dirigentes acompañan este proceso interpretando los deseos del pueblo. Por ello la afirmación de Guevara a Quijano(32): “que la imagen del individuo no está acabada por que va acorde al desarrollo de las nuevas formas económicas”. Hay una relación dialéctica entre lo objetivo y lo subjetivo y representan dos momentos íntimamente ligados en el proceso de la construcción del hombre nuevo en “el camino del afianzamiento total de la dictadura de clase, expresada a través de la sociedad sin clase, la sociedad perfecta...”(33) .

ANÁLISIS
Pablo utiliza una expresión estilizada hacia el individuo, lo ubica en “el cuerpo místico” donde cada uno colabora con los deberes colectivos, que son iguales y fraternos, sin destruir las características individuales. Al contrario, las acentúa y perfecciona perdiendo solamente sus características antisociales. Pablo invita constantemente a la vida social, la cual debe ser una cooperación social espontánea de cada uno, invitando a la superación de cada uno por que aquí también el individuo es perfectible. Pablo hace notar el "mientras tanto", el "todavía no" de la escatología, el cual nos encuentra a muchos, luchando por un mundo más justo, más digno y más pacífico para todos, por eso habla de “revestirse”. La subjetivación y la objetivación están en relación dialéctica pero no desde una “transitoriedad sino en un estado ético perdurable, será hasta que se alcance la meta: “el hombre perfecto”(34). El Che define al individuo “en su doble existencia de ser único y miembro de la comunidad... de producto no acabado.”... el ser humano como individuo, que en estrecha unidad dialéctica con otros individuos en la construcción del socialismo, es perfectible a medida que se va adaptando a los surgimientos en la historia de nuevas formas de economías, en una primera etapa es de intención subjetiva, aún el Hombre Nuevo se está formando, “hay que hacerlo” se busca su objetivación. La actividad actúa como “proceso” entre los polos sujetivo-objetivo. La gran primicia en estas nuevas sociedades expuestas por Pablo y Che, poco más o menos utópicas, es una especie de comunismo centradas en el amor.

Desde una mirada filosófica podríamos decir que tanto Pablo como Che comparten un mismo "pathos" pero distinto "logos". El pathos es la “inquietud” que en ambos los ha movilizado, con un “impulso impulsante” hacia adelante, como dijera Ernest Bloch, en la conducción de los hombres y los pueblos y con acciones externas concretas que reflejan este pathos. Por lo tanto ellos a este pathos lo “padecen” intrínsecamente, y que se manifiesta externamente en el individuo, cual “patología”; el ethos, como costumbre o más allá de la costumbre, con una estricta disciplina normativa es lo que ha movido la acción de estos dos personajes.

El logos es distinto, su “discurso” es claramente distinto entre ambos, por que lo que para Pablo es el renacer en la fe, para Che es el formar en el arte.

A MODO DE CONCLUSIÓN
Pareciese que los hombres luego de haber logrado construir socialmente algo nuevo, pasado algún tiempo otros hacen un replanteo de esa realidad. Eso es lo interesante, ver el movimiento centrífugo y centrípeto de la sociedad a medida que el hombre va creando y recreando la cultura para poder moverse en el mundo, que de hecho le es hostil por naturaleza y lo tiene que transformar, hacerlo suyo, humanizarlo. La globalización hoy nos comunica de forma instantánea y ha hecho que las opiniones estén más cerca una de otras, en algún sentido podría afirmar que el mundo se ha hecho más pequeño. Cómo podríamos negarnos a plantearnos la necesidad de una ética global, pero que contenga una mínima ética compartida, para así acercar aún más a los pueblos. Las ideas que representan estos dos “héroes o villanos”, y aún más utópico creando de los dos un solo hombre nuevo (35),  van orientadas en realización a los cambios importantes que tanto se buscan: la transformación de estructuras internas como externas. Esto explica la importancia y la necesidad de su existencia, en una sociedad que quiere vivir en libertad plena, en igualdad de beneficios para todos, en una conciencia social colectiva e individual de la responsabilidad del mundo y con voluntad propia. Ideal armonioso que construye el sujeto social siendo “ya” el Hombre Nuevo, el cual será artífice de una Sociedad Perfecta o una Sociedad Trascendente según como pretendamos hacerla.

NOTAS AL PIE DE PÁGINAS
1-http://www.santiagoapostol.net/latin/sociedad.html. Otro dato: En el siglo II d. C. hay unos 150.000 clientes [plebeyos pobres] en Roma, procedentes de los proletarios [Proletarii: hombres para quienes la única riqueza es su descendencia.]
2-La Biblia Latinoamericana, Ed. San Pablo – Verbo Divino, España, 1989, Jn 3, 1; Pág. 227.
3-Un dato no menos importante es que en la antigüedad, el modo esclavista de producción alcanzó en Grecia y en Roma el punto máximo de su desarrollo. El trabajo de los esclavos condicionó la evolución de sus respectivas culturas, alcanzando un gran explendor.
4-La Biblia Latinoamericana, Ed. San Pablo - Verbo Divino, España, 1989, Col. 3, 11; Pág. 456.
5-Rousseau; J, J; Emilio o de la educación; Décima edición, Editorial Porrúa S.A; México; 1989.
6-Lenin, V, I. El Estado y la Revolución. Obras Escogidas en tres tomos TII p. 369
7-http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm. Trotsky, L.; Literatura y Revolución; Cap. II Los escritores rústicos y los cantores del mujik; 1924.
8-http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm. Trotsky, L.; Literatura y Revolución; Cap. IV El futurismo; 1924.
9-http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm. Trotsky, L.; Literatura y Revolución; Cap. V La escuela poética formalista y el marxismo; 1924.
10-http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm. Trotsky, L.; Literatura y Revolución; Cap. VIII Arte revolucionario y arte socialista; 1924.
11-http://www.gramsci.org.ar// Gramcsi, A; Cuadernos de la cárcel; Antología, Observaciones sobre el folklore; Post 1931.
12-http://www.gramsci.org.ar// Gramcsi, A; El arte educador; Textos de los cuadernos de 1929, 1930 y 1931.
13-Mariátegui, J, C; La unidadde la América Indo-Española; Escrito de 1924.
14-Cristianismo: doctrina social y revolución. Antología, Biblioteca fundamental del hombre moderno; Centro Editor de América Latina S.A; Bs. A.S; 1972; Pág. 156.
15-http://www.antorcha.org/liter/ponce.htm. Ponce, A.N; Educación y lucha de clases.
16-Cristianismo: doctrina social y revolución. Antología, Biblioteca fundamental del hombre moderno; Centro Editor de América Latina S. A; Bs. As; 1972; Pág. 84 y ss.
17-Freire; P; Pedagogía del oprimido; siglo veintiuno argentina editores s.a; Bs. As; 1970; Pág 45
18-Ídem Pág. 62
19-Ídem Pág. 208
20-Ídem Pág. 230
21-Cristianismo: doctrina social y revolución. Antología, Biblioteca fundamental del hombre moderno; Centro Editor de América Latina S. A; Bs. As; 1972; Pág. 133
22-Documento de Medellín; Ed. Paulinas; Bs. As; I, 1. Punto 3, Pág. 26.
23-Documento de Medellín; Ed. Paulinas; Bs. As; I, 1. Punto 4, Pág. 28.
24-Guevara, E; El Socialismo y el Hombre en Cuba. Ed. El folleto; Bs. As, p. 67
25-Guevara, E; El Socialismo y el Hombre en Cuba. Ed. El Folleto, Bs. As, p. 60
26-Guevara, E; El Socialismo y el Hombre en Cuba. Ed. El Folleto; Bs. As.
27-Es muy probable que haya conocido por referencias el episodio entre Cristo y Nicodemo. como consejo de salvación: "Debes nacer de nuevo".
28-Cfr. 1ª Cor. 4, 17
29-Cfr. Flp. 3, 12 “No creo haber conseguido ya la meta ni me considero perfecto, sino que prosigo mi carrera hasta alcanzar a Cristo Jesús, quien ya me dio alcance”
30-Ética (del Griego ethos: costumbre) o Moral (del Latín mos: costumbre) Puede definirse como el estudio de la conducta humana en relación al bien y al mal. La tomaremos en el sentido de disciplina normativa, es decir, cuyo fin es dar normas para la acción, en función de lo bueno y lo malo. La idea no es desarrollar un tratado de ética, pero valdría aclarar que entre la ética y la praxis de Pablo y la de Che rozan un punto en común que es la conducción de los hombres y de los pueblos. Lo que primero quiero aclarar y sin extenderme demasiado en el tema es sobre la concepción de individuo y persona que aquí se usarán, se puede caer en la confusión de entenderlos como sinónimos, y para ello recurriré al Doctor en Filosfía y letras Jorge L. García Venturini que los distingue de esta forma: Individuo: (del latín individuus: indivisible) es todo aquello que en sí constituye una unidad y que, como tal, se distingue de los demás. Son individuos un árbol, un banco, un átomo, un elefante, un hombre, un ángel, Dios. Persona: (del griego prosopon: cara, rostro) designa, en cambio, a seres dotados de inteligencia, de voluntad y, por lo tanto, de autodeterminación...
31-Guevara, E; Qué debe ser un joven comunista; Ed. El Folleto; Bs. As; Pág. 26 y ss.
32-Director del semanario Marcha, doctor Carlos Quijano.
33-Guevara, E; Qué debe ser un joven comunista; Ed. El Folleto; Bs. As; Pág. 27.
34-Cfr. Ef. 4, 13
35-Cfr. Ef. 2, 15

BIBLIOGRAFÍA

- La Biblia Latinoamericana, Ed. San Pablo – Verbo Divino, España, 1989. -
- Rouseau, J, J; Emilio o De la Educación, X edición, Editorial Porrúa S. A, México, 1989.
- Lenin V, I; El Estado y la Revolución. Obras Escogidas en tres tomos TII. -
- Trotsky, L; Literatura y Revolución. Obras. Vol. XXI, Editado en N. York, 1957. -
- Gramsci, A; Antología. Editora Ciencias Sociales, La Habana, 1973. -
- Mariátegui, J, C; Siete ensayos de interpretación de la realidad peruana. Casa de Las Américas, La Habana, 1969. -
- Cristianismo: doctrina social y revolución. Antología, Biblioteca fundamental del hombre moderno; Centro Editor de América Latina S. A; Bs. As; 1972. -
- Ponce, A; Educación y lucha de clases. En Obras. Casa de Las Américas, La Habana, 1975.
- Guevara, E; El Socialismo y el Hombre en Cuba. Ed. El Folleto, Bs. As; 2007. -
- Guevara, E; Qué debe ser un joven comunista; Ed. El Folleto; Bs. As; 2007. -
- Documento de Medellín; Ed. Paulinas; Bs. As.
- Freire, P; Pedagogía del oprimido; siglo veintiuno argentina editores s. a; Bs. As; 1970.

INTERNET
- Cabanillas, Carlos. “La sociedad romana”, sitio web “I.E.S. santiago Apóstol”, entrada el xx / xx / 2003, consultado el 12 de julio de 2007. URL: http://www.santiagoapostol.net/latin/sociedad.html.
- Ponce, A. N. “Educación y lucha de clases”, sitio web “Literatura”, entrada del xx / xx/2002, consultada el 25 de julio de 2007. URL: http://www.antorcha.org/liter/ponce.htm.
- Gramcsi, A; “Cuadernos de la cárcel”; sitio web “Antología, Observaciones sobre el folklore; Post 1931”, entrada del xx / xx / xx, consultada el 02 de agosto de 2007. URL: http://www.gramsci.org.arg.
- Gramcsi, A; “El arte educador”; sitio web “Textos de los cuadernos de 1929, 1930 y 1931.”, entrada del xx / xx / xx, consultada el 02 de agosto de 2007. URL:
- Trotsky, L.; “Literatura y Revolución”; Cap. II Los escritores rústicos y los cantores del mujik; 1924. Sitio web “Literatura”, entrada el xx / xx / xx, consultada el 25 de agosto de 2007. URL: http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm.
- Trotsky, L.; “Literatura y Revolución”; Cap. IV El futurismo; 1924. Sitio web “Literatura”, entrada el xx / xx / xx, consultada el 25 de agosto de 2007. URL: http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm.
- Trotsky, L.; “Literatura y Revolución”; Cap. V La escuela poética formalista y el marxismo; 1924. Sitio web “Literatura”, entrada el xx / xx / xx, consultada el 25 de agosto de 2007. URL: http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm.
- Trotsky, L.; “Literatura y Revolución”; Cap. VIII Arte revolucionario y arte socialista; 1924. Sitio web “Literatura”, entrada el xx / xx / xx, consultada el 25 de agosto de 2007. URL: http://www.marxists.org/espanol/trotsky/1920s/literatura/indice2.htm.

Dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", Firme y Digno, Bocha... el sociólogo.

P.D: La reproducción total o parcial de éste ensayo debe contar con la autorización del autor. La misma se puede solicitar en los comentarios.

martes, 27 de junio de 2017

El perfil sociológico del gángster norteamericano


Uno de los prototipos de personaje histórico más retratado en el cine comercial estadounidense, a parte de los cowboys del Oeste, es el gángster durante los violentos años 20 y 30. En muchas películas, el típico gángster norteamericano es retratado como un tipo que se vestía de forma elegante, de naturaleza violenta y carácter asertivo, pero poseía ciertos principios y valores, que por regla general, nunca traicionaba a sus amigos ni hacía daño a mujeres, niños y personas inocentes. A pesar de ganarse la vida apretando el gatillo, solo ejercía la violencia cuando era estrictamente necesario, y siempre contra quién se lo merecía.
A veces me pregunto: ¿esos “bandidos caballerosos” con la ética de Robin Hood existieron de verdad? En este post, voy a analizar un poco el perfil sociológico del “típico” gángster estadounidense de la época de la ley seca.
1291687_f520
Cuando oímos la palabra “gángster” solemos asociarlo a un miembro del crimen organizado. En EEUU, el crimen organizado no apareció de día a mañana, sino evolucionó poco a poco desde un modo de delincuencia mucho más crudo: la banda callejera. Desde el siglo XIX, en muchas ciudades americanas como Nueva York, Chicago y Boston, la presencia de bandas callejeras ya era conocida. En ciertos barrios neoyorquinos como Five Points y Hell’s Kitchen, algunos visitantes contemporáneos, como Davy Crockett y Charles Dickens, ya comentaban de fenómenos como docenas de jóvenes armados con machetes, navajas y palos que se enfrentaron en plena calle para resolver sus diferencias del modo más salvaje.
¿Por qué surgieron las bandas callejeras? Durante el siglo XIX, en la mayoría de las ciudades la ley y orden no funcionaban de forma tan eficaz como ahora. Los cuerpos de policía constaban de pocos efectivos y carecían de recursos para atender a las necesidades de los cientos de miles de habitantes de las ciudades industrializadas, cuya población no dejaba de aumentar por la llegada sin cesar de inmigrantes. Una gran parte de las ciudades carecían de las infraestructuras más básicas como alcantarillas y agua corriente. Derrumbes de edificios, incendios y brotes de enfermedades contagiosas eran ocurrencias cotidianas. Las comunidades inmigrantes, por la barrera cultural y lingüística y los abusos que sufrían a manos de las autoridades, confiaban aún menos en las fuerzas de orden. La gran mayoría de los problemas, desde pequeñas deudas hasta robos y violaciones, se resolvían por cuenta propia a través de amenazas y venganzas. Las bandas callejeras, en cierto modo, surgieron como meros agentes para resolver las disputas entre vecinos en los barrios marginales abandonados por las autoridades.
Harvard_Theatre_Collection_-_Chanfrau_as_Mose,_TS_939.5.3
Pandillero neoyorquino, siglo XIX (De James Brown)
La gran mayoría de las bandas callejeras se organizaban por barrio y por origen étnico. A principios de siglo XX, en Nueva York las más conocidas eran el Eastman Gang, de origen judío, y el Five Points Gang, de origen italiano. La mayoría de los pandilleros no eran nada elegantes ni sofisticados, sino chavales de aspecto huraño que pasaban todo el día en la calle, en las tabernas y en los prostíbulos más sórdidos, siempre con una navaja en la mano dispuestos a usarla contra cualquiera que les faltaba respeto. Su principal actividad era extorsionar comercios, controlar apuestas, hacer de proxeneta a las prostitutas y pelearse con miembros de bandas rivales, pero su influencia raras veces excedía a las pocas manzanas que constituían su barrio. A pesar de todos los golpes que daban y los sectores de la economía negra que controlaban a nivel local, pocos llegaron a ser ricos. Hasta los líderes de las bandas no ganaban ni un ingreso medio.
Todo cambió en 1921, cuando el gobierno federal estadounidense puso en marcha la ley seca. Como el contrabando de licor era un negocio tan lucrativo, muchos pandilleros empezaron a dedicarse a ello. De día a mañana, Los que antes eran chulo-putas de barrios bajos se volvieron ricos. Los que antes peleaban con navajas ahora disponían de pistolas y armas automáticas. Otros delincuentes también se aprovecharon del boom del mercado negro, algunos asaltando a los camiones de contrabando, otros secuestrando a los traficantes ricos pidiendo rescates astronómicos. La violencia se escaló tanto en frecuencia como en intensidad, con noticias de tiroteos, asesinatos, atracos y secuestros llenando las portadas de la prensa sensacionalista. Para marcar el nuevo estatus socioeconómico que disfrutaban, los pandilleros ya no se vestían como rufianes del barrio bajero, sino con trajes hechos a medida y camisas de seda. Se alojaban en hoteles de lujo y frecuentaban restaurantes y casinos de mayor estatus, haciéndose pasar por hombres de negocio de clase alta. De ahí, el pandillero se convirtió en el “gángster”.
Fivepointsgang
La banda callejera “Five Points gang”, formada por pandilleros italianos
Pero la verdadera transformación de “banda callejera” a “crimen organizado” sucedió en 1931, cuando un grupo de gángsteres liderado por Lucky Luciano y Meyer Lansky, tras llegar a la cima del mundo de la hampa, decidieron formar un pacto de colaboración entre todas las bandas de Nueva York, conocido como la “comisión del crimen“. A partir de ahí, todas las bandas tenían que respetar el territorio de otras y la violencia entre bandas fue estrictamente prohibida bajo la pena de muerte. En respuesta a cualquier delito cometido por un miembro de la comisión, todos los gángsteres tenían la obligación de colaborarse entre sí para ocultar pruebas, mentir en el juicio, sobornar a policías, fiscales y jueces, y amenazar, o matar, a testigos. Entonces, el contrabando de licor, la prostitución, el juego, la extorsión, la venta de drogas y los atracos armados se convirtieron en actividades económicas de una empresa multinacional con sus propias normas de conducta, estrategias empresariales y jerarquía de mando.
A pesar de que la ley seca fue revocada en 1933, el crimen organizado ya había acumulado tanto poder que a parte de dominar a los bajos fondos, también controlaba a muchos negocios legítimos e influenciaba al sistema judicial y la política. Desde los años 30 hasta finales de 60, la mayoría de sus crímenes se quedaron impunes. Los perpetradores raras veces fueron detenidos, imputados y casi nunca condenados. Muchos de los pandilleros de los años 20 habían muerto jóvenes con un tiro en la nuca, pero otros amasaron auténticas fortunas. Los más listos abandonaron la vida de crimen y invirtieron la capital en negocios legítimos, transformándose en empresarios respetables en los años 50 y 60. Efectivamente, habían conseguido el “sueño americano”.
meyer-lansky-1902-1983-in-1949-everett
Meyer Lansky, uno de los fundadores de la “comisión de crimen”
Ahora, vamos a llegar al punto clave: ¿cómo era el típico gángster norteamericano de los años 20?
El típico gángster era un joven procedente de un gueto de inmigración. Algunos habían nacido en Irlanda, Italia, Rusia, el imperio otomano o austrohúngaro, otros habían nacido en EEUU de padres que habían emigrado de esas tierras, pero en la mayoría de los casos, EEUU era el país donde habían pasado su infancia y también donde habían iniciado su carrera criminal. Así que efectivamente, el “gángster americano” era un producto del nuevo mundo, independiente de su origen étnico.
Todos, sin excepción, habían pasado la adolescencia viviendo de la hampa en los bajos fondos, robando carteras, timando a forasteros, atracando a transeúntes, vendiendo drogas, amenazando a morosos o dando palizas por la calle. Cuando entró en vigor la ley seca en 1921, la gran mayoría de los gángsteres eran muy jóvenes. Lucky Luciano tenía apenas 24 años, Meyer Lansky 19, Bugsy Seigal 16 y Al Capone 22, pero todos ya gozaban de una reputación temerosa en los barrios donde residían. Contraria a la idea de muchas películas que era la ley seca que “volvió delincuentes” a hombres normales, eran más bien delincuentes curtidos que aprovecharon la ley seca para hacerse ricos. De hecho, antes de 1921, muchos de los futuros gángsteres ya habían sido detenido por docenas de delitos desde robo con violencia hasta agresiones sexuales. Básicamente, no era gente con la que preferirías pasar una tarde tomando cañas.
¿Entre ellos había ladrones honrados como en las películas? En mi opinión, si lo hubiera, el porcentaje no sería mayor que entre los delincuentes de hoy en día o entre los presos de cualquier cárcel, porque al fin y al cabo, se trababa de gente acostumbrada de vivir de la estafa, de la coacción y de la violencia. La única diferencia fue que debido a las peculiares circunstancias históricas, se hicieron ricos.
p543
Los bajos fondos…
Entonces, ¿por qué hay tanto culto en Hollywood hacia el gángster americano?
En mi opinión, representaba la visión más extrema del sueño americano, en que cualquier persona, por lo humilde que fueran sus raíces, podría llegar a la cúspide de la sociedad si tuviera dinero, aunque lo hubiera conseguido a través de robos, contrabando y asesinatos. No hay que olvidar que los gángsteres eran en su mayoría hijos de inmigrantes, de grupos étnicos que en la época que vivían, no eran bien aceptados en la sociedad norteamericana. A pesar de que muchos habían vivido casi toda la vida en EEUU, no solían ser percibidos como “verdaderos americanos” por su apellido, religión o rasgos. Los partidos conservadores de la época usaban la alarma social hacia el gansterismo como excusa para defender sus políticas xenófobas y antisemitas, retratando los gángsteres como una corrupción extranjera a los valores estadounidenses. Por eso, el gángster americano también representaba el triunfo de los marginados, rechazados y discriminados, que habían logrado el respeto en la sociedad a través de la violencia, que probablemente, para las circunstancias en que se criaron, era la única medida que disponían para perseguir el sueño americano.
Fuente: https://elimperiodedes.wordpress.com/2017/06/26/el-perfil-sociologico-del-gangster-norteamericano/


Dejo mi saludo ritual como un apretón de manos o un "Ave María Purísima", Firme y Digno, Bocha... el sociólogo.

mirando por el retrovisor

Related Posts with Thumbnails